INFORMACION TOTALAMENTE ACTUALIZADA

sábado, 12 de abril de 2014

PARAGUAY: PELIGRO DE MUERTE PARA 5 AGRICULTORES EN HUELGA DE HAMBRE TRAS 58 DIAS


Semana paraguaya marcada por peligro para vida de labriegos en huelga


Asunción, 12 abr (PL) La semana paraguaya que termina fue marcada por los serios temores de familiares, organizaciones sociales y referentes internacionales ante el peligro de muerte de cinco labriegos en huelga de hambre.

Los reclusos, detenidos desde junio del 2012 sin juicio definitivo, cumplen hoy 58 días sin ingerir alimentos sólidos y según los médicos, ya consumieron las grasas de su cuerpo y entraron en una etapa que puede dejar daños irreversibles o causar el fallecimiento.

Adalberto y Néstor Castro, Felipe Benítez, Arnaldo Quintana y Rubén Villalba reclamaron poner fin al largo encarcelamiento y esperar en prisión domiciliaria el juicio varias veces postergado y ahora señalado para el próximo mes de junio.

Los cinco presos y otro grupo que sí está con esa prerrogativa, constituyen el remanente del sangriento desalojo campesino efectuado en Curuguaty, departamento de Canindeyú, el cual culminó con la muerte de 11 rurales y seis policías.

Fue también ese grave incidente uno de los principales argumentos utilizados por el Congreso, dominado por los partidos tradicionales, para destituir al presidente constitucional, Fernando Lugo, episodio que sumió a Paraguay en el aislamiento internacional durante 14 meses.

El más reciente golpe al planteamiento de la defensa apoyada por organizaciones nacionales e internacionales defensoras de los deechos humanos lo propinó el Tribunal de Sentencias de Salto de Guairá, a 413 kilómetros de aquí, negándoles nuevamente la remisión a sus domicilios.

La intransigente posición de la fiscalía y los jueces se ratificó mientras los presos se mantienen casi incomunicados en el Hospital Militar y tras expedirse la autorización judicial al gobierno para aplicarles atención médica y hasta eventualmente alimentarlos contra su voluntad.

Al final de la semana y como consecuencia de ese fallo se reanudaron las protestas a favor de los cinco reclusos, las cuales se iniciaron con el encadenamiento de un grupo de sus familiares frente al nosocomio castrense donde se encuentran.

Una delegación de diputados brasileños, la exsenadora colombiana Piedad Córdoba y representantes de organizaciones defensoras de los derechos humanos, viajaron a Paraguay para solidarizarse con los cinco huelguistas y señalaron al Estado paraguayo responsable de la vida de ellos.

Mientras tanto, ellos recalcaron que no desistirán de su posición por considerar injusta su prisión, lo cual hizo crecer las preocupaciones por cualquier desenlace fatal.

FUENTE